<   Regresar a Turismo al Vuelo

29 mayo, 2020

Me quería perder en el Triángulo de las Bermudas

Debo decir que en mi Bucket List jamás estuvieron las islas de Bermudas, no sé por qué nunca me generaron curiosidad, la verdad es que debí tenerlas ahí desde hace mucho tiempo. Así que, por cosas de la vida - como en muchos de mis viajes - llegué hasta ese lugar.

Aquí un poquito de historia para que entremos en contexto: Las islas Bermudas son un territorio británico. Están cerca a Florida, Cuba y Las Bahamas. El mestizaje de su población es uno de sus más grandes atractivos, pues es una mezcla de razas, tradiciones, gastronomía y música.

El encanto isleño se aprecia desde el aire, el color del mar es súper claro y las casas de fuertes tonalidades, tienen techos blancos y en forma de escalera, esto porque esa es la manera en que la comunidad almacena el agua lluvia, que después de caer lentamente en unas canaletas llena los tanques que están en el subsuelo de los hogares. Se preguntarán: ¿por qué lo hacen?, la razón es que las islas no tienen ríos, manantiales o lagos, entonces los habitantes del archipiélago diseñaron este sistema hace más de 400 años, lo que permite que cada casa sea autosuficiente y nadie debe pagar por el consumo del agua.

Minutos después de aterrizar me sentí como en casa, sin duda puedo decir que los bermudeños (Sí se dice así, ya investigué) son muy parecidos a nuestros costeños: alegres, amables, chistosos y buena onda. Eso sí, para mí fue un poco complicado entenderles su inglés, el acento no es ni americano, ni británico, es más bien como “costeño” (repito).

Recorrer Bermudas es muy fácil, se puede hacer en taxi, pagando 100 dólares por todo el trayecto (de punta a punta); en bus, comprando un tiquete de 50 dólares que se puede usar una semana y además sirve para el ferry; la tercera opción y mi favorita es en motocicleta. Para rentarla se deben pagar 86 dólares por día. Eso sí, en las islas se maneja por el lado izquierdo de la carretera, lo que hace la vaina un poco más complicada.

Las actividades más famosas para realizar en las islas son varias:

- Visita a las Crystal Caves: Son unos lagos subterráneos de agua color turquesa, a unos 36 metros de profundidad, el lugar es mágico e indescriptible.

- Hacer una excursión en un barco con fondo de cristal: Esta es, sin duda, una experiencia increíble, creo que el archipiélago es el lugar perfecto para apreciar la vida debajo del mar.

- Hacer snorkel: Aunque el agua es tan cristalina que no es necesario alejarse para ver la gran variedad de peces qué hay.

- Visitar el centro histórico: Allí es común encontrar grupos de bailarines y músicos realizando su famosa presentación Gombey, algo que compararía con las marimondas del carnaval de Barranquilla, en Colombia.

- Disfrutar de las playas: (para mí, la actividad número uno para realizar), las playas de arena son color rosa, ésto debido a la erosión de los corales. Las recomendadas por los locales son: Horseshoe Bay (mi favorita), Stonehole Bay y Astwood Cove.

Dato Curioso: El nombre del archipiélago es singular en inglés: Bermuda, aunque no es una isla, pues está compuesta por más de 150 pequeñas islitas.

NUESTRO BLOG

Publicaciones Recientes

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram