<   Regresar a Turismo al Vuelo
<   Regresar a Turismo al Vuelo

Avianca tiene previsto reiniciar de manera paulatina sus operaciones entre Bogotá-Sao Paulo y Bogotá-Rio de Janeiro, una vez que se levanten las restricciones de los vuelos internacionales en la región, dispuestos por los gobiernos debido a la pandemia del COVID-19. En ese sentido próximamente Avianca anunciará la capacidad y las frecuencias que se activarán a los destinos, pues esto depende de la demanda de pasajeros y los porcentajes de operación permitido en los países.

También te puede interesar: ¿Cúando se reactivan los vuelos internacionales?

Con respecto al vuelo de Avianca entre Bogotá-Porto Alegre, los planes de Avianca para operar la ruta en este año quedan cancelados indefinidamente como consecuencia de la actual crisis que enfrenta el sector aeronáutico a nivel mundial producto de la pandemia.

Conscientes que este ajuste afectará los planes de viaje de los viajeros, Avianca contactará a los pasajeros que se vean afectados por estos cambios operacionales a través del correo electrónico o teléfono que fueron registrados en la reserva, para informarle sobre el estado de su vuelo y brindarles las diferentes alternativas de reacomodación que se han dispuesto. En caso de haber comprado a través de agencia de viajes, se debe contactar al asesor de viajes y ver qué opciones ofrece Avianca para reacomodarse.

Si quiere empezar a planear su viaje a Brasil revise la página de Turismo al Vuelo o contacte a su agente de viajes.

Lee también: Tarjeta de Asistencia internacional con cubrimiento por COVID

En Colombia se pueden encontrar todo tipo de hoteles. Desde grandes hoteles de lujo de ciudad en Bogotá a pequeños hoteles boutique en alguna de las pequeñas playas de la Isla de Providencia. En este año 2020 hemos identificado los siguientes 5 hoteles que vale la pena visitar y aprovechar par alejarse de las ciudades, respirar aire puro y descubrir la imponente naturaleza que caracteriza a Colombia:

  1. La Manigua Lodge en Caño Cristales
  2. La Reserva Canaloa en el Amazonas Colombiano
  3. Corocora Camp en los Llanos Orientales
  4. La Hacienda Bambusa en el Eje Cafetero
  5. Villa Playa Los Naranjos cera del Parque Nacional Tayrona

Todos estos hoteles se han asegurado de implementar protocolos de bioseguridad que garanticen el disfrute de auténticas experiencias únicas bajo un grado de bioseguridad muy alto.

1. La Manigua Lodge en Caño Cristales, La Macarena

La Manigua Lodge está ubicado a unos pocos minutos caminando del centro urbano de La Macarena y muy cerca del hermoso Caño Cristales. Es el lugar perfecto para descubrir el Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena con el espectacular rio de los 7 colores. Este hotel es diferente a todos los otros hoteles de la región ya que está inmerso en el bosque tropical, construido en maderas nativas encima de la densa selva y alejado de todo ruido.

En La Manigua siempre tendrá la naturaleza a su alcance. Cada una de las cabañas y el restaurante fueron diseñados para estar en contacto directo con la vegetación y animales nativos. Mientras disfruta un desayuno en la mañana podrá escuchar los monos aulladores o aprovechar para ver los loros nativos volar entre las copas de los arboles. Todo esto dentro de un escenario seguro y diseñado para respetar el medio ambiente.

Vista aerea cabaña.jpg

Desde el hotel se pueden programar excursiones diarias a caño cristales y todos los otros atractivos de la región. Para esto aconsejamos como mínimo agendar una estadía de 3 noches.

En total son 5 cabañas inmersas en los arboles, lo cual implica que se debe reservar con antelación si se quiere asegurar un lugar. Aprovecha para viajar a Caño Cristales y descansar en uno de los más hermosos hoteles de Colombia.

Ver más experiencias similares en Caño Cristales

2. Reserva Canaloa, Hotel boutique en Amazonas

El amazonas Colombiano es el escenario perfecto para los viajeros que les gustan las aventuras y los lugares únicos. Fuera de Leticia, a unos 90 minutos de navegación por el rio Amazonas, se encuentra el Calanoa Lodge de Selva, un hotel boutique único. Este hotel de selva ofrece un espacio para el viajero que está en viaje de descubrimiento y que está en busca de una experiencia vital.

La reserva, ubicada entre el Parque Natural Amacayacu y la isla de Mocagua, ofrece una amplia gama de experiencias diversas: el gran río, quebradas y lagos, bosque inundable y de altura, con una extraordinaria diversidad de flora y fauna. El hotel ofrece pocas cabañas para asegurarse deno impactar negativamente el ecosistema y poder ofrecer una experiencia personalizada y única a los viajeros.

La arquitectura de cada cabaña ha sido diseñada combinanda técnicas tradicionales de las tribus indígenas de la zona, asegurándose en usar materiales y recursos locales.

Duranta la estadía, el viajero podrá explorar la selva cercana y las orillas del rio Amazonas. Igualmente podrá agendar excursiones a otros lugares cercanos para conocer más de la cultura, fauna y flora amazónica.

Ver más experiencias en el Amazonas

3. Corocora Camp, Experiencia de Safari en los Llanos Orientales

Los llanos orientales de Colombia es una de las regiones menos explotadas turisticamente del país. Esta tendencia se ha revertido en los últimos años y el Corocora Camp es uno de esos nuevos hoteles que buscan mostrarle a los viajeros la gran diversidad de fauna y de experiencias que pueden disfrutarse en esta región, sin comprometer la comodidad, la conservación y el servicio.

El campamento está compuesto de cuatro carpas de descanso y una carpa social, traídas de África, todas ubicadas junto a un pequeño río y bosques de galería repletos de vida silvestre. Las carpas están separadas para brindar privacidad a los huéspedes, y permitirles tener un amplio espacio para que admiren todos los animales que pasan por el lugar.

Las carpas, además, están adornadas con telas y artesanías de diferentes regiones de Colombia, mostrando el talento de los artesanos del país y su cautivadora diversidad cultural.

La sostenibilidad y la conservación es clave para este hotel. Teniendo esto en mente han implementado destacadas medidas para minimizar el impacto ambiental del campamento y asegurar que el ecosistema de la zona permanezca seguro sin ser perturbado.

Así mismo, los viajeros pueden participar en las actividades del campamento como instalar cámaras trampa y ayudar con los proyectos de reforestación que se adelantan en la zona.

Para llegar a este hotel se debe viajar a Yopal y tomar un 4x4 para llegar al campamento. El tamaño del hotel obliga a quese reserve con bastante anticipación para asegurarse un lugar. Sin duda, es el lugar perfecto para escapar de la ciudad y disfrutar de una experiencia única a la altura de los mejores safaris de África.

Ver más experiencias en Colombia

4. Hacienda Bambusa, otro concepto de Hotel Boutique en el eje cafetero

Visitar La Hacienda Bambusa es transportarse a los tiempos en que las grandes haciendas y cultivos cafeteros dominaban esta región. ​Hacienda Bambusa es un hotel boutique de 8 habitaciones inmerso en una finca de 180 hectáreas lo que significa que sus visitantes siempre estarán rodeados de naturaleza y con una increíble vista a la Cordillera. Es el lugar ideal para descansar y recargar energías.

Rodeada por las enormes montañas que conforman la cordillera de los Andes centrales, árboles centenarios, jardines y granjas, se transforma en un oasis de paz y belleza natural.

La casa fue adaptada hace seis años para recibir a sus huéspedes y se ha consolidado como en una de las mejores opciones para los viajeros que buscan una experiencia auténtica mientras disfruta del paisaje cafetero.

En la misma Hacienda se puede visitar los cultivos de cacao o desplazarse a alguna de las haciendas cafeteras cercanas. Sin duda es uno de los mejores hoteles de la famosa zona cafetera Colombiana que permitirá a los viajeros reconectarse con las tradiciones y naturaleza.

Ver más experiencias en el eje cafetero

5. Villa Playa Los Naranjos, hotel boutique cerca de Santa Marta

Villa Playa Los Naranjos es uno de los hoteles boutique más exclusivos de la costa tayrona Colombiana. Esta casa se encuentra en una ubicación perfecta para el relax, alejadas de la ciudad y muy cerca de la entrada principal del Parque Tayrona, El Zaino, a tan sólo 5 minutos en coche. Cuenta con piscina para el uso exclusivo de los clientes con vistas al río y al mar. 

Villa Playa Los Naranjos

Este hotel es el lugar ideal para quienes buscan disfrutar de la belleza de la desembocadura de uno de los ríos que bajan de la Sierra Nevada, de las grandes playas y de la majestuosidad de la selva y naturaleza. La vista desde cualquiera de las 6 habitaciones sin inigualables. Igualmente, disfrutar de la piscina de borda infinito es una de las experiencias más inolvidables que se pueden vivir en la Costa Caribe colombiana.

Bien sea en la Reserva Calanoa en el Amazonas, en el Manigua Lodge en Caño Cristales, en el eje cafetero en la Hacienda Bambusa o en las playas de Villa Playa Los Naranjos en el Tayrona, los viajeros podrán estar seguros de que en cualquiera de estos hoteles encontrarán un excelente lugar para descansar. Adicional a estas experiencias, en Turismo al Vuelo podrás encontrar muchas otras experiencias en Colombia y en el Mundo.

¿Alguna vez se han montado en un buggie para recorrer dunas de arena? Yo jamás lo había hecho y debo confesar que estaba más asustada que feliz al iniciar mi road trip por el oeste de Estados Unidos. A las 8 de la mañana nos recogieron en una camioneta en la Playa de Pismo Beach, en California, después de cinco minutos llegamos al lugar donde nos entregarían los buggies.

Nos dieron cascos, unas gafas enormes y unas bolsas donde metíamos la cabeza, que solo tenían un hueco enorme en los ojos; esas últimas dos cosas para evitar la arena en la cara. Nos dieron el carro amarillo. Yo, ingenua, pensé que al ser tan pequeño tal vez no iban a adquirir tanta velocidad, pero ¡no fue así!, éstos pequeños vehículos a base de hierro andan tan rápido que parecieran atravesar las dunas volando. Eso sí, la adrenalina estuvo al 100% todo el tiempo, la vista que hay desde las dunas al océano es HERMOSA y el dolor de espalda con el que terminé valió la pena.

¿Cómo llegamos hasta Pismo Beach? Esa fue nuestra parada en la mitad del Roard Trip de Los Ángeles a California. Esa carretera es conocida como la Ruta 1 o Pacific Coast Highway, aunque es la más antigua para viajar esa costa, es la más bonita, pues durante todo el recorrido el océano pacífico hace parte del paisaje y se funde en el horizonte con el azul del cielo. Son 800 kilómetros de mar, montañas y al atardecer: neblina.

Este es un viaje que se debe hacer sin reloj en mano, sin la necesidad de llegar a tiempo al destino final. Si yo tuviera la posibilidad de hacerlo otra vez, sin mente lo haría con muchísimo más tiempo. California es un estado con paisajes de postal, cada lugar en el que pueda parar es “instagrameable”, y todas las personas te hacen sentir como en casa.

Nuestra primera parada fue Santa Bárbara, un lugar para quienes sueñan con vivir en la playa, sin alejarse de la ciudad. Después no podíamos dejar de visitar el pequeño pueblo que fácilmente nos transportó a Europa: Slovang, una comunidad de emigrantes procedentes de Dinamarca, que sinceramente es como si se hubieran traído un pedazo de su tierra a Norte América. Las casas, su manera de vestir, las típicas panaderías, los molinos de viento, nada americanizado. Éste es un destino para amantes de la gastronomía y el buen vino.

De Slovang nos dirigimos a Pismo Beach – donde rentamos un Airbnb -. Otra curiosidad de ese recorrido es que hay muchos lugares para parquear las casas rodantes (sí, esas que uno ve en las películas americanas) y pasar la noche. Es muy cómico porque parecen barrios sólo para ese tipo de carros. La gente sale a hacer asados y se ven niños jugando, como en una típica vecindad.

Al terminar nuestra divertida y agotadora aventura en Buggies continuamos el camino hacía San Francisco. La carretera estuvo con neblina gran parte del tiempo, así que disfrutar del paisaje fue un poco complicado. Paramos un par de veces a tomarnos, como buenos colombianos, un café para recargar baterías, y 72 horas después de haber dejado Los Ángeles llegamos a la ciudad del Golden Bridge.

San Francisco enamora, es una ciudad colorida, acogedora, donde se respira libertad. Todos, sin importar color, raza o género, son iguales. Es una ciudad para personas de mente abierta.

Debo decir que en algún momento California será mi hogar.

Mi viaje a Perú inició un domingo en la tarde. Estábamos sentados en una tienda tomándonos una cerveza cuando de la nada surge la idea de nuestro próximo destino.

...Dos meses después estábamos sentados contemplando el sublime amanecer en una de las 7 maravillas del mundo, la grandiosa ciudadela Inca de Machupicchu.

Decidimos viajar un puente festivo de octubre, es decir que solo teníamos 4 días para recorrer Perú, un destino único lleno de cultura, gastronomía e historia.

A continuación les contaré cómo fueron esos inolvidables días. 

Viernes: Bogotá – Lima.

Tomamos un vuelo temprano para poder llegar a la capital de Perú y así conocer en poco tiempo los sitios más reconocidos. A penas llegamos a Lima recorrimos el barrio Miraflores y dimos un paseo en la Plaza de los Gatos (Su nombre es debido a los cientos de gatos que habitan allí).

Luego almorzamos en el restaurante Larcomar, ubicado en un barranco de un centro comercial con vista espectacular. Después de saborear la gastronomía Peruana puedo decir que es lo mejor que he probado.

Caminamos por el Malecón vimos a la gente hacer parapentísmo y elevar cometas. En la tarde nos dirigimos al centro histórico de la ciudad, el cual deleita por su arquitectura NeoColonial reconocida como patrimonio de la humanidad. Terminamos nuestro día conociendo un poco de vida nocturna en una discoteca del barrio de Barranco.

Sábado: Cuzco – Aguascalientes.

Volamos a Cuzco en la madrugada. A las 7:30 a.m estábamos esperando una buseta que nos costó 40 Soles a cada uno y nos llevó a la Hidroeléctrica, allí almorzamos un plato común, la verdad no fue algo para destacar.

En la tarde, nuestra meta era caminar 10 kilómetros aproximadamente por las vías del tren para llegar a Aguas Calientes, así que iniciamos el recorrido en compañía de otros mochileros, quienes también querían evitar el elevado precio del tren.

La caminata fue muy agradable, apreciamos la flora y fauna de los alrededores de Machupichu. Y cuando menos lo esperábamos, salimos de un túnel y encontramos el letrero de “Bienvenido a Aguas Caliente”, vimos un pequeño pueblo iluminado que parecía haber salido de un cuento de hadas.

Domingo: Machupicchu.

Nos levantamos a las 4:00 a.m, desayunamos un café con pan y ya estábamos listos para iniciar la subida a Machupicchu. El recorrido es intermedio, nos demoramos alrededor de 45 minutos a buen ritmo. Es muy recomendable llevar algo de tomar para hidratarse.

Al final, el esfuerzo que hicimos para poder llegar fue recompensado con una escena increíble; el sol salía a través de las montañas y de la neblina mañanera, todo iluminaba la majestuosa ciudadela de Machupicchu.

Para recorrer la ciudadela nos unimos a varios grupos que iban con guías, con la idea de conocer un poco sobre la historia de estas ruinas.

A las 11 a.m entramos a la montaña adyacente; Huaynapicchu, esta es una escalada mucho más dura que requiere de un alto esfuerzo físico, incluso tiene partes un poco peligrosas que causan bastante vértigo. Pero definitivamente es algo que se debe hacer, la vista a Machupicchu desde los balcones del Huaynapicchu es ¡increíble!

Una vez recorrida toda la ciudadela descendimos de la montaña y regresamos a Cuzco en tren, los boletos son bastante costosos (Aproximadamente $100 USD por persona) pero valió la pena pues apreciamos un paisaje encantador. En la noche llegamos a Cuzco bastante cansados.

Lunes: Cuzco.

Nuestro plan era recorrer rápidamente la hermosa ciudad de Cuzco, pues nuestro vuelo de regreso a casa salía a las 3:00 p.m. Pero estando en el aeropuerto nos dieron la noticia que fue cancelado por mal tiempo.

Así que se nos alargó el viaje por un día, corrimos con suerte y encontramos un hostal súper económico. Después de acomodarnos, recorrimos Cuzco, bebimos unos pizco sour y comimos unos sanguche de chicharrón, una mezcla espectacular y muy recomendada.

Martes: Cuzco.

Este fue un día que no teníamos contemplado, así que nos juntamos con un walking tour para conocer la ciudad. Ya en la tarde tomamos nuestro vuelo de regreso a Bogotá.

El viaje a Perú fe una experiencia inolvidable de solo 4 días, que requirió un esfuerzo físico considerable pero que fue extremadamente gratificante.

Hoy afirmo que ¡Perú es uno de mis top de destinos que recomiendo visitar!

Tips viajeros:

- ¡No olvides ponerle la estampa a tu pasaporte en Machu Picchu!,  lo pones tú en una estación cerca a la entrada.

- Los boletos para entrar a Machupicchu y Huaynapicchu los debes comprar con anticipación, la cantidad de visitantes por día es limitada, al igual que los boletos de tren, por eso te recomiendo  comprarlos desde antes pues además suelen subir de precio.

- Hay mucho por hacer en Machupicchu, visitar la puerta del sol o el puente Inca, debido al corto el tiempo debes elegir. Te recomiendo el Puente Inca que es un recorrido rápido y fantástico.

Hace muy poco tiempo me llamó mi hermano y me hizo una invitación que no pude rechazar: viajar el siguiente fin de semana a Perú para hacer una caminata de 4 días hasta llegar a Machu Picchu, desde Cuzco y pasando por el nevado de Salkantay. Sin dudarlo acepté la invitación y empecé a hacer los planes para el viaje.

Lo primero que se debe tener en cuenta cuando se viaja a un destino de aventura es revisar las condiciones de los lugares que se van a visitar y alistar la ropa y accesorios de acuerdo con el clima, altura, distancia de las caminatas, estado del terreno, etc.

Una vez revisé estos puntos, empaqué una maleta de 35 Litros de capacidad, con apenas lo mínimo necesario para hacer caminatas largas todos los días, con climas por debajo de los 5 grados centígrados al inicio y un clima húmedo con temperaturas por encima de 30 grados al finalizar.

Para esto llevé algo de ropa térmica para las noches, varias camisetas de rápido secado, un pantalón ligero con la opción de convertirse en pantaloneta y unas muy buenas botas para caminar en terrenos destapados.

Una semana después de la llamada llegué a Cuzco, me encontré con mi hermano e inmediatamente salimos en una pequeña van hacia el punto de inicio del camino. A una hora y media de Cuzco llegamos a la base del Nevado de Salkantay y empezamos nuestra caminata con dos guías locales y un par de turistas más.

La caminata de este primer día consistía en subir por la ladera de la montaña hasta llegar a un paso que se encuentra a 4.600 Metros sobre el nivel del mar, desde donde podríamos ver el pico del nevado de la montaña y desde donde descenderíamos un par de kilómetros hasta nuestro primer campamento.

La travesía duró 8 horas y fue recompensada por la sensación de éxito que se siente al llegar al punto más alto del camino. Al llegar a los 4.600 msnm se siente poco aire en los pulmones, pero la emoción se vive al máximo al ver el imponente nevado en frente, sentir el viento frío y tener en frente un valle inmenso donde al fondo se encuentra Machu Picchu. Después de un corto descanso seguimos nuestra caminata hasta llegar justo antes del anochecer al campamento exclusivo para nosotros. Esa noche dormimos bajo las estrellas, con una comida típica de la región andina peruana y con un té mate.

A la mañana siguiente empezamos nuestro recorrido antes de las 6 de la mañana. Toda la mañana descendimos por la ladera de la montaña, encontrándonos con algunos pueblos típicos peruanos, muchos ríos que bajan de las cimas nevadas de las montañas y una vegetación cada vez más tropical.

El camino de este día fue de 20 kilómetros y finalizó en un campamento general donde varios caminos se cruzan y una multitud de turistas que viajan a conocer Machu Picchu se encuentran. Esa noche dormimos con la ilusión de llegar el siguiente día a Aguas Calientes, el pueblo ubicado en la base de Machu Picchu.

El tercer día fue algo más corto que el anterior pero el cansancio se notaba cada vez más y el calor al caminar no era tan cómodo. Al caer la tarde enfrentamos el tramo final del trek, caminando al pie de una antigua carrilera que bordea un río que lleva hasta Aguas Calientes. Llegamos en la tarde al destino, con tiempo suficiente para recorrer las pequeñas calles del pueblo y conocer algunos de los muy buenos restaurantes. Esa noche nos fuimos a dormir temprano preparándonos para despertarnos a las 4 am del día siguiente para subir a pie hasta Machu Picchu y ver el amanecer.

Todavía oscuro caminamos hacia la puerta de entrada del parque arqueológico e hicimos fila con muchas personas más. Después de esperar un rato abrieron las puertas del parque y todos los que estábamos allí empezamos a caminar rápido escalando la montaña sobre la que se encuentra Machu Picchu.

Después de 45 minutos finalmente llegamos a la cima y nos ubicamos en un buen punto de la antigua ciudad preparándonos para ver la salida del sol sobre las montañas que rodean a las ruinas Incas. Este es sin duda uno de los momentos más especiales que he vivido. Ver como el sol lentamente sale e ilumina lentamente las piedras de Machu Picchu y las pinta de color naranja. La sensación de paz y de grandeza de esta antigua ciudad se siente muy fuerte y deja a todos los turistas en silencio por varios minutos.

Después de esto, empezamos a caminar y reconocer todas las construcciones que conforman Machu Picchu y a entender su tradición y misticismo. Después de caminar por cada rincón descendimos de la montaña en busca de nuestro hotel y con la sensación de haber conocido una de las ruinas arqueológicas más significativas América.

Al día siguiente empacamos todo de nuevo y nos dirigimos al aeropuerto para volver a Bogotá.

Argentina es el país conocido por el baile y la música del tango. También es un destino conocido por sus atracciones naturales y exóticas como La Patagonia.

Realizamos este webinar con el experto Damián Álvarez, quien nos habló sobre los lugares más representativos de la Patagonia como el glaciar Perito Moreno en El Calafate y Ushuaia.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram