<   Regresar a Turismo al Vuelo
<   Regresar a Turismo al Vuelo

Recorre las playas y las reservas naturales de Santa Marta, la ciudad más antigua de Colombia.

En Turismo al Vuelo te contamos cuáles son los planes imperdibles una vez visites este tesoro colombiano.

1. Rodadero: Es el lugar donde muchos turistas deciden alojarse. Es el barrio más moderno y turístico de Santa Marta, situado junto a la playa, a solo 5 kilómetros de distancia del centro de la ciudad. Aquí encontrarás muchas opciones de restaurantes, hoteles y cafés.

2. Parque Nacional Natural del Tayrona: Es conocido como una de las reservas ecológicas más importantes de Suramérica. Un parque en el que la selva más profunda se une con el Mar Caribe a través de las playas y sus aguas cristalinas. Así que cuando viajes a Santa Marta tienes que visitar el Tayrona. Te recomendamos hospedarte mínimo tres días para que realices diferentes actividades como caminatas, buceo y avistamiento de aves. Por el camino encontrarás aves exóticas, monos y hasta perezosos.

Podrás apreciar diferentes aves como el favilán pollero, el cóndor y el paujil. Al Parque Nacional Natural Tayrona puedes llegar en bus y lo puedes tomar desde el centro de la ciudad de Santa Marta.

3. Minca: Es un hermoso pueblo montañoso ubicado a las afueras de Santa Marta. Es un área repleta de aves y una gran biodiversidad. Es un lugar que aún no está muy explotado turísticamente por esto te lo recomendamos. Uno de los principales observatorios de aves de Colombia se encuentra en la Reserva El Dorado en las afuera de Minca.

4. Quinta de San Pedro Alejandrino: Una majestuosa hacienda del siglo XVII. En esta hacienda fue donde Simón Bolívar pasó sus últimos días y donde falleció en el año 1830. Este lugar se ha convertido en uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad por su bella arquitectura colonial.

Dentro de la Quinta de San Pedro Alejandrino también encontrarás una hacienda dedicada a la producción de miel, panela y ron.

5. Taganga: Es un reconocido pueblo pesquero visitado por turistas, situado a solo 5 kilómetros del centro de Santa Marta. En este lugar podrás degustar la gastronomía típica samaria. Así mismo, encontrarás varias opciones de escuela de buceo.

6. Acuario y Museo del Mar de El Rodadero: En el Rodadero podrás disfrutar de un espectáculo de delfines y lobos marinos. Son más de 100 especies entre peces y tortugas marinas.

También te puede interesar: ¿Por qué viajar a San Andrés?

San Andrés es la isla más apetecida de Colombia por su mar de 7 colores y su exquisita gastronomía.

En este paraíso podrás apreciar la riqueza de la fauna marina, deleitarte con las aguas cristalinas y la arena blanca. Te contamos cuáles son las razones por las que debes viajar a San Andrés.

1. Deportes náuticos: En San Andrés podrás disfrutar de la vida marina y practicar buceo con seguridad para maravillarte con los miles de peces coloridos y corales. Bucear en este paraíso es una experiencia única porque interactúas con el mundo marino de manera directa. Los dos lugares recomendados para realizar buceo son: los cayos de Bolívar y Albuquerque. Además del buceo, también podrás alquilar tablas con velas para navegar sobre las aguas cristalinas.

2. Gastronomía: No podemos dejar de lado la gastronomía típica de San Andrés. Cuando visites este paraíso degusta los diferentes platos como: el conch a base de caracol guisado en aceite de coco y aliñado con hierbas aromáticas, langosta, pescado, pargos, ensaladas de caracol, empanadas de cangrejo, tortas de plátano, ñame y mucho más.

3. Clima paradisiaco: San Andrés ofrece un clima cálido durante el año, el cual oscila entre los 26º y 29º, el clima promedio es de 27º. La mejor época para visitar San Andrés es entre enero y abril y la época de lluvias o chubascos es entre mayo y diciembre. Los chubascos pueden durar pocos minutos, lo cual no es un impedimento para visitar las playas en cualquier época del año.

4. Atractivos turísticos: En Turismo al Vuelo te recomendamos los siguientes lugares para visitar en San Andrés:

5. El turismo ayuda a la recuperación de la Isla: Según Juan Carlos Osorio, presidente de La Asociación Hotelera y Turística de Colombia - COTELCO, el sector del turismo representa 14.000 empleos directos en el archipiélago, provenientes solo de la ocupación hotelera. Una de las maneras más importantes de apoyar a los pobladores de las islas es seguir escogiéndola como destino, considerando que más del 70% de sus habitantes dependen del turismo.

“Creo que la mejor manera de apoyar a Andrés es no dejando de viajar, teniendo en cuenta que la mayoría de sus habitantes dependen del turismo y por supuesto todas las ayudas que se puedan hacer para la reconstrucción del archipiélago”, aseguró Paula Cortés presidenta de ANATO.

Otras de las razones por las cuales viajar a San Andrés es una de las mejores opciones en estos momentos, es porque además de ayudar a reactivar el turismo como actividad económica principal, también se puede disfrutar en las islas de una amplia y diversa riqueza cultural.

También te puede interesar: Los 3 mejores lugares de Colombia para conocer

El Eje Cafetero es uno de los destinos imperdibles de Colombia, un lugar lleno de cultura y pueblos coloridos rodeados del hermoso Paisaje Cultural Cafetero, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En Turismo al Vuelo, te contamos cuáles son esos lugares top que podrás visitar en el Eje Cafetero:

1. Salento: En Salento podrás visitar las tiendas de artesanías, las fincas cafeteras y hacer el tour del café. Podrás apreciar mujeres con su traje típico de chapoleras: recolectoras de café. Uno de los platos típicos e imperdible es la trucha al ajillo.

2. Valle del Cocora: Es uno de los últimos bosques de palmas de cera del mundo, las más altas del mundo, miden hasta 60 metros y pueden vivir hasta 200 años. El trekking circular que puedes hacer por el valle es recomendable, ya que pasarás por una variedad de paisajes, cruzarás puentes de madera, respirarás aire puro y te deleitarás con los colibríes.

El Valle del Cocora se encuentra a solo 20 minutos en carro desde Salento. Puedes hacer el trayecto en unos de los Willys (tipo de Jeep muy típico y simbólico del Eje Cafetero).

3. Filandia: Es un hermoso pueblo del Eje Cafetero. Aquí apreciarás la típica arquitectura de la colonización antioqueña mientras degustas un exquisito expreso colombiano. Puedes aprovechar y visitar el Mirador del Quindío con vistas muy lindas de Filandia y sus alrededores. Degusta las deliciosas arepas con hogao y pollo apanado.

4. Santa Rosa de Cabal: Es un pequeño pueblo del Eje Cafetero que sobresale por sus aguas termales con propiedades curativas y relajantes. Las dos termales que encontrarás son: Santa Rosa de Cabal y San Vicente Reserva Termal.

5. Parque Nacional Natural Los Nevados: Este parque nacional se encuentra en pleno corazón del Eje Cafetero y abarca por los nevados del Ruíz, Santa Isabel y Tolima. Visitar este parque es un excelente lugar para escaparte de la ciudad y respirar aire fresco.

El Eje Cafetero es un destino que perfectamente puedes visitar en cualquier época del año. La región cafetera tiene mucho por conocer, así que te recomendamos estar en esta región entre 4 y 5 días.

Conoce nuestra salida al Eje Cafetero.

También te puede interesar: 4 razones para viajar a Caño Cristales.

Capacítate con Turismo al Vuelo. Haz clic a continuación y aprende lo necesario para empezar a vender y comprar a través de www.turismoalvuelo.com

Te puede interesar: La Guajira - Capacitación sobre circuitos y hoteles.

Uno de los comentarios que más escucho cuando hablo con amigos sobre a donde están planeando su próximo viaje es algo así como: “No conozco casi nada de Colombia, quiero empezar a viajar más por el país pero no sé por dónde empezar.” A decir verdad, yo también tenía la misma sensación y uno de los propósitos que me fijé al inicio del 2017 fue conocer al menos un par de esos lugares en Colombia sobre los que todo el mundo habla pero que yo no conocía.

Pensando en esto, a principio de año aproveché la prima y compré tiquetes para viajar a mitad de año a Nuquí a ver las ballenas jorobadas. Sin duda alguna, hoy digo que fue la mejor decisión del año y por eso Nuquí y la Ensenada de Utría encabezan mi lista de los mejores lugares que conocí en 2017 en Colombia. A continuación les cuento un poco sobre el por qué deben ir a Nuquí y sobre los otros lugares que escogí:

1. Nuquí y sus alrededores:

El departamento del Chocó es uno de esos lugares fascinantes por todo la diversidad de naturaleza que tiene y por lo poco explorado que es en materia turística. Nuquí es el lugar perfecto para empezar a conocer esta espectacular región, cuando llegas en avión desde Bogotá o Medellín, te das cuenta inmediatamente de las problemáticas que padece esta región. Sin embargo, también se siente el calor de su gente, la sonrisa gigante de sus niños y las ganas que tienen de compartir uno de sus mejores tesoros con los turistas: la llegada de ballenas jorobadas a sus playas.

Solo basta tomar una lancha y andar cinco minutos para empezar a ver a estos animales asomarse por el agua,  saludarnos con sus chorros de agua y sus aletas gigantes ¡Eso por si mismo ya es espectacular! Sin embargo, al enmarcarlo con el paisaje virgen de la selva chocoana hace que esta sea una de las experiencias que más valoro en mis memorias, y que más recomiendo a mis amigos para el 2021.

2. Puerto Nariño, Amazonas

Hace poco me animé a conocer el Amazonas junto con mi novia.  Aunque es un destino que cada vez tiene más fuerza dentro de los colombianos, creo que aun nos falta descubrir todo lo que tiene para ofrecernos. Uno de esas cosas es Puerto Nariño; una pequeña ciudad donde no hay motos ni carros, donde todo el mundo camina tranquilo por sus calles y donde los locales han decidido acoger los turistas para mostrarles sus tradiciones alrededor del río.

A diez minutos en barco de Puerto Nariño se pueden ver sin ningún esfuerzo grupos de 5 o más delfines rosados y grises. Esta mezcla entre naturaleza y la tranquilidad de un pueblo indígena en la mitad del Amazonas hacen que Puerto Nariño esté en mi top de ciudades para conocer en Colombia.

3. Isla de Providencia, San Andrés. 

No fue la primera vez que estuve en Providencia. En realidad con la visita de este año completé cinco viajes a este espectacular lugar. Su gente, la vibra que se respira en toda la isla, el buceo y las playas son las cosas por las cuáles sin dudarlo siempre le aconsejo visitar a cualquier turista que quiera conocer Colombia.

El plan que siempre recomiendo y que más disfruto, solo o en compañía de alguien, es alquilar una moto y darle una vuelta a la isla parando en cualquiera de sus playas y descubriendo los excelentes restaurantes que tiene. Lo  repito todos los días, cuando voy a la Isla y nunca me canso, siempre encuentro lugares nuevos y magicos para hacer snorkel. La parada obligada es el puente que une la isla de Providencia con la Isla de Santa Catalina,  allí se aprecia el atardecer mientras se ven pasar las rayas y pescados por debajo del agua, es una experiencia inolvidable, un momento sagrado para agradecer por la oportunidad que nos da la vida de viajar. 

Así que en el 2021 propónganse descubrir nuevos lugares de Colombia y planeen desde ya sus viajes, no lo duden, es el mejor regalo que se pueden dar.

Te invitamos a conocer las ofertas TAV.

También te puede interesar: 4 razones para viajar a Caño Cristales

Cartagena es un destino ideal para disfrutar los más deliciosos platos del caribe colombiano, pues el origen de su comida viene de la cocina popular hecha de frituras, arroces, sopas y guisos, pero también de una combinación de comidas exquisitas de diferentes partes del mundo.

La ciudad amurallada presenta una gastronomía deliciosa con diferentes texturas y sabores, así que uno de los mejores planes que puedes hacer al visitar este lugar es disfrutar de su gastronomía. Te recomendamos 5 platos que debes probar en caso que visites esta ciudad:

  1. Arroz con chipi chipi: Es el plato típico de Cartagena, el cual incorpora los sabores tradicionales de los indígenas con el exquisito sabor de la  comida europea, negra y mestiza.

 2.  Posta negra cartagenera: Es una carne tierna, jugosa y con mucho sabor que mezcla los sabores cotidianos con las delicias europeas. Un menú clásico de la ciudad.

3. Alegrías de burro: Son unas bolitas de dulces hechas de panela, que sin duda te endulzarán el viaje con mucha alegría.


4. Butifarra: Es un alimento que se originó en Soledad Atlántico, se sirve como plato principal dentro del menú y su base principal son las tripas de cerdo.

5. Arepa de huevo: Es un alimento popular hecho a base de maíz frito con el cual se suele desayunar. Es tan aclamado por los habitantes que una vez al año organizan en la ciudad el "Festival de la Arepa e` Huevo".

Aprovecha las promociones que ofrecen las agencias de viajes y vuela a Cartagena para comer todo lo que quieras, y disfrutar de los sabores y las deliciosas combinaciones que ofrecen los platos típicos la ciudad.

Te invitamos a conocer las ofertas TAV.

También te puede interesar: 4 razones para viajar a Caño Cristales

Hay muchas razones para viajar a Caño Cristales, un lugar único para recorrer, conocer, descubrir, experimentar,  ya sea solo, en pareja o en grupo. 

Si estas dudando en ir al río más hermoso del mundo, a continuación te damos las mejores razones para que tomes la decisión cuanto antes.  Recuerda que Caño Cristales solo está habilitado en el segundo semestre del año, cuando hay temporada de lluvias y esta crecido.  


1. 
 El río Caño Cristales es considerado una maravilla a nivel mundial, no solo por los cinco  colores que se reflejan en sus aguas transparentes, si no por los misterios que conservan de los pueblos indígenas ancestrales.

 2. Las agencias de viajes ofrecen planes muy económicos con todo incluido: tiquetes aéreos saliendo desde Bogotá + estadía en hotel de 5 estrellas + toda la alimentación + excursión a Caño Cristales y Caño Cristalitos +  impuestos + seguro médico + actividades típicas de la región.

3. Vivirás una experiencia única, pues te llevaremos a un parrandón llanero y a una cabalgata para que descubras el encantador amanecer del llano. En las actividades probarás la comida típica de la región.


4. Estarás en un ecosistema único en el mundo, pues en este lugar se une la región Andina, Amazónica y Orinoquía, siendo el mejor  hábitat para todo tipo de aves, felinos y especies. A penas llegues sentirás aire puro.

Te invitamos a conocer las ofertas TAV.

También te puede interesar: Medidas de protección para viajeros

La llegada de la pandemia de covid-19 trajo consigo una revolución en el concepto del trabajo y en la manera como tanto empresas como personas conciben los espacios laborales.

A uno de estos cambios se lo conoce como 'room office', y ya son varias las cadenas hoteleras y los empresarios independientes del sector turístico que están ofreciendo este servicio de aparición interpandémica, pero que pareciera ser el nuevo modelo de trabajo para el futuro cercano.

Consiste en pagar habitaciones o suites de hoteles por horas, días o semanas con el fin de teletrabajar, pero con todas las comodidades que ofrece un espacio adaptado para ello, además de los estrictos cumplimientos de protocolos de bioseguridad que refuerzan esta opción como modelo acorde con las exigencias de la ‘nueva normalidad’.

La Sierra Nevada, el mar Caribe y el parque Tayrona sirven de inspiración para las personas que quieran entrar en la modalidad de room office en la ciudad de Santa Marta.


Alejandro Spinelli, Gerente General del Mercure Santa Marta Emile, asegura que “la ciudad representa uno de los mejores destinos para optar por este servicio, pues el hotel está ubicado en zona de playa y dispone de magníficas vistas. Además, el ambiente samario es ideal por sus bellísimos atardeceres y el disfrute pleno de la naturaleza”.

Según Spinelli, los profesionales están buscando alternativas al trabajo en casa, y muchos no están listos o no pueden regresar a las oficinas. Por esto, el 'room office' aparece también como una solución segura y flexible para trabajar en un entorno totalmente equipado y confiable.

Este hotel cuenta con el sello Allsafe, normas establecidas por Accor y certificadas por Bureau Veritas, las cuales garantizan a los huéspedes el cumplimiento de las medidas preventivas obligatorias por el Gobierno Nacional y local.

CARTAGENA, ENTRE MAR E HISTORIA

La mística, la historia y la cultura confluyen en Cartagena de Indias, uno de los destinos que se están uniendo a la tendencia del room office tras la llegada de la pandemia, y el Ermita Cartagena a Tribute Portfolio Hotel es ejemplo de ello. El hotel ofrece habitaciones equipadas para quienes quieran escapar de su rutina diaria de trabajo y vivir una experiencia diferente junto al mar Caribe.

Además, allí está el Restaurante Señora Ayda, un tributo a la fusión cartagenera - libanesa donde es posible degustar entradas caribeñas como el Barú (un filete de corvina rebosado en salsa diabla con maíz dulce, cebolla roja, cilantro y limón; o el Prisprí (un filete de salmón en cubos aderezados con jengibre, soya, maní, limón, toronja, cebollín y aguacate).

El Ermita Cartagena a Tribute Port-folio Hotel está certificado con el sello Safe Stay de OxoHotel que le confiere la calidad de ‘Alojamiento bioseguro’.

Sobre el tema Juan Manuel Romero, gerente general del Ermita Cartagena a Tribute Portfolio Hotel dice que “hemos regresado más preparados que nunca, no solo para brindar a nuestros huéspedes espacios de conexión y bienvenida con estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad, sino además para aportar en la reactivación y recuperación del turismo en Cartagena de Indias”.

Te invitamos a conocer las ofertas TAV.

También te puede interesar: Medidas de protección para viajeros

Teniendo en cuenta que las playas de un sector de la zona norte - La Boquilla - y un gran sector de la zona de Boca Grande están habilitadas, para el ingreso es necesario realizar el proceso de reserva en la página definida por la Alcaldía de Cartagena.

En la página definida por la Alcaldía de Cartagena, se podrá consultar toda la información de las playas habilitadas y horarios disponibles. En la página se deberá agendar la fecha de visita, el horario, datos personales de los turistas. Adicional se deberá llenar la encuesta Covid. Solo se podrá asistir con el grupo familiar con el que se convive, máximo seis personas.

De acuerdo a la playa y el horario escogido, se asignará un código que debe ser presentado en el punto de acceso a la playa, donde se harán controles de temperatura y se deben mantener todas las medidas de bioseguridad. El uso de tapabocas es obligatorio en todo momento y lugar, salvo en el baño de mar.

La entrada para quienes hayan hecho la reserva previa será entre las 8:00 a.m y las 9:00 a.m y entre la 1:00 p.m. y 2:00 p.m, con horarios de uso entre 9:00 a.m y 12 m y entre 2:00 p.m. y 5:00 p.m. Habrá un espacio para la desinfección de los módulos, de 12 m a 1:00 p.m.

No se podrán ingresar alimentos ni bebidas ya que la playa contará con una zona de servicios y un operador para garantizar que se cumplan las medidas de bioseguridad.

“La playa es pública, no existirá ningún cobro por la reserva ni por el módulo socio familiar. Cuando el cartagenero o el turista llegue a ese módulo tendrá la opción de elegir si usar un parasol y sillas asoleadoras, las cuales tendrán un costo”, explicó el gerente de playas, Jean Paul López Lugo.

Te invitamos a conocer nuestras salidas a Cartagena.

También te puede interesar: Medidas de protección para viajeros

Mi viaje a la Guajira no empieza precisamente en ese lugar sino en Santa Marta. Planeé ir en mis vacaciones a la costa en compañía de mis familiares, después de recorrer lugares espectaculares como el Parque Tayrona, la Playa del Amor y el Acuario. Decidimos conocer también la Guajira siendo nuestro gran objetivo el Cabo de la Vela ¡Y es aquí donde empieza la gran aventura!

Primero conocimos Riohacha, allí empezamos nuestro recorrido comiendo un delicioso ceviche, para luego disfrutar un almuerzo típico en un restaurante local muy folclórico,  pues hasta las guacamayas nos acompañaron, fue muy rico tener una cercanía con la naturaleza ¡Me encantó!

Después decidimos tomar camino hacia el Cabo de la Vela, íbamos en dos carros, un familiar que ha viajado mucho por Colombia nos guiaba hacia el tan esperado lugar. Para los que no han ido, o los que ya fueron, saben que para llegar hay que pasar por desierto y trocha; por eso es recomendable viajar con un guía experto ya que se encontrarán con indígenas que no suelen hablar español así que perderse es una posibilidad.

Con mucha emoción nos dirigimos hacia el Cabo de la Vela en plena luz del día, cada carro llevaba un boqui toqui para comunicarnos en caso de alguna eventualidad. En su momento los utilizamos para molestar, contar chistes familiares, sin saber que se convertirían en lo más importante del viaje, a continuación sabrán porque.

En el camino todo estaba muy bien, teníamos una gran ansiedad de conocer pero al cruzar el desierto no todo sucedió como lo esperábamos, sufrimos una eventualidad; uno de los carros se pinchó, así que tuvimos que separarnos, la señal de celular no era la mejor y nuestra única vía de comunicación eran los boqui toquis que tenían restricción de señal con la distancia.

Mientras que el carro pinchado se quedó en la vía, teniendo la mala suerte de que la llanta de repuesto no estaba en buen estado. Los que estábamos en el otro carro, emprendimos camino para llegar lo antes posible, el problema fue que después de unos minutos de camino perdimos la comunicación. Llegamos al lugar con la esperanza de encontrar ayuda para quienes se quedaron en la vía, pero para sorpresa de nosotros el único monta llantas del lugar no estaba abierto así que tuvimos que esperar por varias horas  hasta que el dueño apareció.

Paralelo a esta situación los que se quedaron en la vía trataron de mover el carro de un lado a otro y así ubicarse cerca de una ranchería. Caía la noche y no tenían comunicación, la ayuda se sentía eterna. La única compañía eran curiosos indígenas que se asomaban entre las ventanas de la ranchería para observarlos con temor. Lo peor era que al emprender el viaje nos habían advertido que en la noche el desierto era peligroso así que eso rondaba nuestra cabeza. La preocupación era notoria, todos nos mirábamos sin pronunciar muchas palabras.

Luego de que llegará la persona que podía auxiliar a nuestros familiares tuvimos una pequeña sensación de alivio, ahora la pregunta era ¿Cómo los encontramos? Si la ubicación en el desierto no era la mejor, los celulares no tenían señal y ya era de noche. Emprendimos la búsqueda, pasamos, por trocha y luego por el desierto con la fe de que los íbamos a encontrar. Y así fue,  después de casi cinco horas sin verlos, con la oscuridad del lugar y solo con la luz de la luna, el boqui toqui que habíamos olvidado y estaba tirado en el asiento del carro produjo sonido, ¡sorpresa!, eran nuestros familiares ¡sí!, estábamos cerca y ese aparato que al comienzo fue un juego ahora era lo más importante.  Las emociones del encuentro fueron inexplicables, después de estar por varias horas separados sin saber la suerte de todos por fin estábamos juntos y ahora iríamos en familia al Cabo de la Vela como lo habíamos planeado.

¡Llegamos al Cabo de la Vela!

A pesar de toda la travesía que habíamos vivido teníamos una rara sensación de alegría de haber tomado la mejor decisión y de no quererme ir del lugar, pues el paisaje y la cultura me llenaron de emoción. La felicidad nos inundaba, estar en la playa ver el cielo estrellado, la luna, la brisa, los indígenas que dan un ambiente autóctono no se puede describir. A pesar del cansancio decidimos hacer una fogata en la playa, fue el mejor plan en familia.

Esa noche decidimos dormir en hamacas en la playa, debo decir que fue la mejor cama que haya podido tener, despertar al ruido de las olas, ver los cangrejos salir de la arena, apreciar el amanecer ha sido uno de los mejores amaneceres de mi vida.

Luego fuimos a conocer la tan famosa Punta de Gallina, la cual se ve tal cual como se dibuja el mapa de Colombia. La vista es espectacular, el mar es un poco fuerte pero mi familia es de nadadores así que para nosotros fue demasiado divertido jugar con las fuertes olas del mar. A la hora del almuerzo comimos un plato típico para completar este gran día antes de devolverlos a Riohacha por el desierto.

Este viaje que se volvió toda una travesía fue definitivamente uno de mis mejores paseos por Colombia. La sensación de paz y tranquilidad que da el lugar es algo único que supera todo lo sucedido. No duraría en repetir este gran viaje al Cabo de la Vela y disfrutar más del lugar que me dejo no solo un recuerdo hermoso, sino toda una enseñanza para la vida.

También te puede interesar: No hay nada más lindo que el avistamiento de las ballenas jorobadas.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram